Regístrese en el:    

Acceda el SOLAECE también
via Facebook y Twitter.


Arritmias cardíacas

¿QuÉ son las arritmias cardiacas?

¿CuÁles factores generales se asocian a las arritmias cardiacas?

¿CuÁles son los diferentes tipos de arritmias?

¿CÓmo se diagnostican las arritmias cardiacas?

¿QuÉ tipo de exÁmenes se utilizan para diagnosticar las arritmias cardiacas?

¿CuÁntas o cuÁles son los tipos de arritmias?

Tratamiento de las arritmias cardiacas

¿QuÉ son las arritmias cardiacas?

Las arritmias cardíacas son desórdenes de la actividad eléctrica del corazón que conducen a una pérdida del ritmo normal y pueden ocasionar diversos síntomas tales como palpitaciones, ahogo en reposo o con el esfuerzo, dolor de pecho, mareos, desmayos, ansiedad y fatiga entre otros; las arritmias pueden ser banales o pueden causar la muerte o graves secuelas neurológicas. En ocasiones, esta enfermedad no presenta síntomas y puede manifestarse como muerte repentina o súbita en personas aparentemente jóvenes y saludables.

Las arritmias cardiacas son más comunes de lo que parece y afectan a personas de todas las edades y estratos. Representan la causa más frecuente de muerte súbita en el mundo, mientras que en Colombia es la segunda causa, después de la muerte violenta.

En el país se calcula que el 20 por ciento de las 52.000 personas que sufren de infarto cada año, mueren a consecuencia del infarto mismo que genera una arritmia fatal conocida como fibrilación ventricular, mientras que el restante 80 por ciento, pueden morir a mediano o largo plazo por arritmias cardiacas que aparecen como consecuencia del infarto.

Las arritmias cardiacas están frecuentemente asociadas a la Enfermedad de Chagas, enfermedad infecciosa tropical transmitida por el insecto “Pito” o “Chiribico”, que afecta a 1,2 millones de personas en el país y a 17 millones más en Latinoamérica.

En resumen se consideran características generales de las Arritmias Cardíacas:

  • Causa más frecuente de consulta cardiológica.

  • Se presentan desde el nacimiento a la vejez.

  • Son causa o consecuencia de enfermedad cardiaca.

  • Pueden ser banales o fatales.

  • Su incidencia se incrementa con la edad.

  • Causa más frecuente de muerte súbita a nivel mundial.

  • Son causa de gran incapacidad, pueden producir trombosis cerebral.

  • Demandan altos costos en salud.

  • Pueden requerir implante de marcapasos o dispositivos de estimulación cardiaca.

¿CuÁles factores generales se asocian a las arritmias cardiacas?

  • Contacto con el “Pito” o “Chiribico”.

  • Malas condiciones de vivienda en zona endémica de Chagas.

  • Trasfusión de sangre practicada sin prueba para Chagas.

  • Haber sufrido Infarto de Miocardio.

  • Alto consumo de bebidas alcohólicas y/o café.

  • Fármaco dependencia.

  • Tabaquismo.

  • Muerte súbita en la familia antes de 40 años de edad.

  • Alteraciones relacionadas con el tiroides.

  • Algunas medicaciones que “aceleran” el ritmo cardíaco.

  • Afección cardiaca de cualquier origen.

  • Estrés. • Hipertensión arterial.

  • Edad mayor de 65 años.

  • Sedentarismo.

  • Diabetes.

  • Falla cardiaca de cualquier origen.

  • Electrocardiograma anormal.

  • Desmayos repetidos.

¿CuÁles son los diferentes tipos de arritmias?

Los desordenes de la actividad eléctrica del corazón pueden presentarse como alteraciones en el numero de latidos del corazón en un minuto (frecuencia cardíaca) y/o como cambios en el patrón de actividad del corazón. Las arritmias cardiacas se dividen en bradiarritmias (corazón lento) o taquiarritmias (corazón rápido).

Las bradiarritmias o corazón lento se presentan como consecuencia de daños en la batería natural del corazón conocida como nodo sinusal y/o como alteraciones en los principales “cables o nervios” que conducen la corriente eléctrica a otros sitios del corazón.

Cuando un paciente sufre de una bradiarritmia o bradicardia se dice que tiene el corazón lento porque no se generan y/o conducen bien los impulsos que deben salir de la batería natural del corazón. Las bradicardias se relacionan con la enfermedad del nodo sinusal por envejecimiento o deterioro de la batería natural mencionada o por bloqueo cardiaco cuando los cables están dañados o alterados. Un paciente puede sufrir al mismo tiempo de los dos trastornos o de uno de ellos.

Los pacientes que sufren de corazón lento o bradicardia usualmente requieren del implante de un marcapaso para proporcionarle al corazón un ritmo cardiaco estable enviando los impulsos eléctricos que el propio corazón deja de producir o de conducir.

Las taquiarritmias o taquicardias ocurren cuando el corazón se “desboca” o se acelera a consecuencia de un daño en los sitios donde normalmente se producen los impulsos eléctricos o como consecuencia de una irritación, inflamación o cortocircuito a nivel de la estructura muscular del corazón. Para las taquicardias existen las medicaciones llamadas “antiarritmicas” porque intentan neutralizar las arritmias y un tratamiento curativo llamado mapeo y ablación que persigue cauterizar los sitios donde se generan o trascurren anormalmente los impulsos eléctricos. Por supuesto, el tratamiento depende de la causa y de acuerdo al mecanismo provocador se debe enfocar el manejo, el cual puede sencillamente consistir de un cambio de hábitos, el retiro de una medicación o el tratamiento de otra enfermedad.

¿CÓmo se diagnostican las arritmias cardiacas?

Las arritmias cardiacas pueden diagnosticarse sencillamente basados en los síntomas que el paciente experimenta, tales como los mencionados en el primer párrafo introductorio. La queja principal son las palpitaciones que consisten en la sensación o malestar causado por la percepción de la contracción cardiaca. Normalmente no sentimos cuando el corazón trabaja pero si esa actividad es perceptible pueden sentirse palpitaciones.

Las palpitaciones son una sensación o percepción incrementada de la actividad cardiaca y no implica que se tenga una taquicardia o corazón rápido. Son muy comunes en la vida diaria y pueden presentarse por emoción incrementada, susto, miedo, o exceso de “adrenalina”. En otras ocasiones pueden deberse a la dieta como las causadas por la ingesta o sensibilidad incrementada a la cafeína y otros estimulantes. El ejercicio intenso puede producir palpitaciones de manera “fisiológica”. Cuando las palpitaciones no se relacionan con una situación en especial pueden indicar anormalidad.

Las palpitaciones pueden ocurrir de manera aislada u ocasional siendo banales o pueden repetirse innumerables veces causando incapacidad y daño. Pueden las palpitaciones también ser ocasionales pero causar un compromiso muy severo del paciente o pueden ser frecuentes y tener pocas repercusiones. Las palpitaciones tienen pues un espectro amplio y su gravedad dependerán de la frecuencia y/o intensidad de su presentación además de edad, presencia de antecedentes familiares u otras enfermedades simultaneas.

Si las palpitaciones se encuentran asociadas a taquicardia es necesario investigar su causa, si es consecuencia de una respuesta fisiológica o si está ocurriendo por una anormalidad cardiaca o extra cardiaca. Algunas situaciones “normales fisiológicas” que producen taquicardia son: ejercicio, alteración emocional, dieta, comida abundante, café, “te”, bebidas estimulantes, alcohol, grandes alturas, etc. Existe también la respuesta fisiológica a una alteración o medicación, por ejemplo la anemia produce taquicardia, las alteraciones de la glándula tiroides o el consumo de ciertos fármacos para la gripa. Los pacientes que reciben medicaciones para “los pulmones” también pueden tener taquicardia como respuesta indirecta.

Las taquicardias pueden deberse a una alteración de la conformación o estructuración del corazón que ocurre durante el periodo embrionario o desarrollo fetal. En estos casos la posición de una fibra muscular en un sitio inadecuado, como la colocación de un cable en un sitio inapropiado de una red eléctrica, puede causar cortocircuitos que no se manifiestan al nacer pero lo hacen a medida que el corazón se desarrolla.

Tanto las bradicardias como las taquicardias pueden ocurrir como consecuencia de un daño del sistema eléctrico del corazón como el causado por el infarto cardíaco, la infección, la hipertensión u otras enfermedades que deterioran su funcionamiento y estructura. Otras enfermedades que producen taquicardias son las enfermedades genéticas que no se producen como alteraciones fetales sino como consecuencia de la transmisión familiar de genes anormales que afectan la estructura o funcionamiento del corazón.

Las palpitaciones pueden asociarse a otros síntomas o presentarse como único síntoma. Si se asocian a pérdida de conciencia tiene un carácter más delicado o cuando ocurren en presencia de un corazón desfalleciente (falla cardiaca). El ahogo en reposo o ejercicio, el desmayo o sincope son otros síntomas que utilizan los médicos para diagnosticar las arritmias.

El examen físico del paciente da claves para reconocer la presencia de arritmias. La presencia de ritmos anormales al momento de tomar el pulso del paciente o al auscultar los ruidos cardiacos puede permitir reconocer estas anormalidades. Otros hallazgos de anormalidades cardiovasculares pueden hacer sospechar arritmias, como alteraciones en el llenado de las venas del cuello o saltos en el cuello visibles a la inspección.

¿QuÉ tipo de exÁmenes se utilizan para diagnosticar las arritmias cardiacas?

Electrocardiograma

Se utiliza para registrar la actividad eléctrica del corazón reflejada en la superficie del pecho del paciente. Permite reconocer bradicardias y taquicardias. Se utilizan electrodos conectados a cables y estos a un aparato que amplifica la señal eléctrica proveniente del corazón desde cuando este es activado por el nodo sinusal hasta cuando el impulso se dispersa por todo el corazón haciendo que se contraiga.

Puesto que las arritmias no se presentan siempre de manera permanente y muy frecuentemente de manera ocasional o esporádica, es posible no poder identificarlas con este método.

Monitoria electrocardiográfica ambulatoria (Holter)

Es similar al electrocardiograma en el sentido de que utiliza electrodos, cables y un aparato amplificador, pero al mismo tiempo tiene características de grabadora de señales eléctricas por un periodo de 24 horas, almacenando toda la actividad del corazón en ese lapso de tiempo. Si el electrocardiograma es como una fotografía de la actividad eléctrica del corazón, el Holter es como una película de dicha actividad. El paciente puede portar este dispositivo en la cintura y realizar todas las actividades mientras que el ritmo cardiaco es capturado segundo a segundo. Al día siguiente el aparato se retira y se analiza por medio de una computadora que muestra la presencia o no de arritmias y su relación con posibles síntomas.

Prueba de Esfuerzo

Algunas arritmias cardiacas se presentan cuando el individuo hace ejercicio y no en reposo. La prueba de esfuerzo en la que el paciente es monitorizado con electrodos y cables conectados a su pecho como si se le fuera a tomar un electrocardiograma y se le solicita realizar ejercicio en una banda sin fin, sirve para desencadenar arritmias que aparezcan con el ejercicio; también sirve para estudiar la circulación coronaria y demostrar que el paciente no tiene obstrucción de sus arterias.

Las arritmias ventriculares, o sea aquellas originadas en los ventrículos son las más buscadas por ser las de mayor gravedad. La presencia de estas en una prueba de esfuerzo es indicación de estudios adicionales para estratificar el riesgo de su gravedad. Otras arritmias denominadas de “Pre-excitación” pueden ser provocadas durante ejercicio y la prueba permite estratificar su gravedad cuando desaparecen con pequeños esfuerzos. Las arritmias que dependen del ejercicio se llaman catecolamino dependientes o taquicardias catecolaminergicas porque dependen de la estimulación causada por la catecolamina “adrenalina” que se libera durante ejercicio.

Prueba de la mesa inclinada (ver vínculo de sincope y prueba de mesa inclinada)

La utilidad de la mesa inclinada no está directamente relacionada con el registro de arritmias sino con el estudio del desmayo común o sincope. Como las arritmias pueden producir desmayo, algunos pacientes debutan con ese síntoma y a través de la mesa inclinada puede dilucidarse si se trata de una situación más relacionada con alteraciones de la presión y del control extrínseco del ritmo cardiaco o con una arritmia intrínseca al corazón.

Ecocardiograma

No se utiliza de manera primaria en el registro de las arritmias, pero permite conocer el tamaño y fuerza del corazón y así reconocer la susceptibilidad del individuo a sufrir de arritmias. Cuando el corazón está afectado en sus válvulas, ha tenido infarto, o tiene otra afección como la enfermedad de Chagas, puede ser registrado mediante el ecocardiograma. Mientras mas daño sea observado mas susceptibilidad a arritmias letales y a fibrilación auricular, una de las arritmias mas frecuentes (ver fibrilación auricular).

Estudio Electrofisiologico

Este estudio que se realiza en una sala especial, se realiza introduciendo a través de las venas de las piernas, catéteres que llevados al corazón y conectadas a un computador especial, permiten registrar la actividad eléctrica normal del corazón. Al mismo tiempo, permite realizar estimulación eléctrica programada del corazón, una técnica en la que utilizando pequeños impulsos imperceptibles se estimula el corazón para intentar inducir las arritmias que sufre el paciente. Esto permite reconocer el tipo de arritmia que puede haber sido difícil de documentar por otros medios y al mismo tiempo permite intentar su curación mediante la ablación.

¿CuÁntas o cuÁles son los tipos de arritmias?

Las arritmias se han dividido en bradicardias o corazón lento y taquicardias o corazón rápido. Las bradicardias son ritmos lentos como los que suceden en la enfermedad del nodo sinusal o enfermedad de la batería del corazón. La bradicardia sinusal es un ritmo lento que se origina por envejecimiento de la batería natural del corazón. Los bloqueos son trastornos en la conducción del impulso no en la batería pero si en los cables que conducen los impulsos eléctricos que se generan en ella. Hay diversos tipos de bloqueos, el más grave es el bloqueo A-V (atrio-ventricular) completo. En estos casos las lesiones o daños se suceden en los cables denominados Has de His, Rama Derecha y Rama izquierda o en el sitio donde estos cables se unen a las paredes del musculo cardiaco. En general las bradicardias se tratan con marcapasos.

Las taquicardias o ritmos rápidos se dividen en taquicardias supraventriculares o ventriculares según se originen las arritmias en las aurículas o en los ventrículos respectivamente. Las taquicardias supraventriculares más comunes son:

Taquicardia por reentrada del nodo A-V : esta arritmia es tres veces mas frecuente en mujeres que en hombres, es la taquicardia mas común después de la fibrilación auricular. Se produce por la conformación de las fibras musculares que llegan al nodo A-V, punto donde todos los impulsos de las aurículas pasan al ventrículo. Puede ser identificada por la sensación de palpitaciones regulares en el cuello, las cuales pueden sentirse y verse (se parece al movimiento que se ve en el gaznate de una rana cuando croa) dando la clave para su diagnostico. Puede ser curada mediante mapeo y ablación por radiofrecuencia. El tratamiento farmacológico se hace con calcio antagonista tipo verapamilo.

Vías accesorias: Son taquicardias que ocurren cuando la naturaleza olvida separar las fibras musculares entre las aurículas y los ventrículos y esa fibra une cámaras cardiacas diferentes creando un cortocircuito que produce taquicardias reentrantes, llamadas así porque los impulsos normales se devuelven a las aurículas a través de las fibras mal posicionadas. Las arritmias que se producen son tres veces más frecuentes en hombres que en mujeres e igualmente pueden ser curadas mediante mapeo y ablación por radiofrecuencia. El tratamiento farmacológico requiere de al menos dos medicaciones y no es curativo.

Síndrome de W.P.W.: Las arritmias asociadas a esta alteración pueden ser peligrosas porque al igual que con las vías accesorias, una fibra muscular está situada anormalmente entre las aurículas y los ventrículos, pero el impulso eléctrico se conduce de las aurículas a los ventrículos y no en sentido contrario. Si una taquicardia supraventricular se desarrolla a una frecuencia alta, esta puede conducirse a los ventrículos también a frecuencias muy altas causando colapso y en raros casos la muerte. Estas arritmias pueden ser curadas mediante ablación por radiofrecuencia

Aleteo auricular o Flutter Atrial: Esta arritmia es también una reentrada que ocurre exclusivamente en las aurículas y consiste de un impulso eléctrico que gira de manera regular y rápida en las paredes de las aurículas causando ritmos rápidos. Puede ser curada mediante ablación por radiofrecuencia.

Taquicardia auricular: Es una arritmia que se origina en las aurículas a veces en un solo sitio (focal), a veces como reentrada en una zona de cicatriz y otras veces como fruto de una irritación o inflamación. Puede ser curada mediante ablación por radiofrecuencia, afecta a niños y jóvenes principalmente.

Fibrilación auricular: Para más detalles de esta arritmia revise el link dedicado a esta anomalía.

Las taquicardias ventriculares son varias entre ellas:

Ectopias ventriculares: esta arritmia consiste de latidos cardiacos extras que se originan en diversos sitios de los ventrículos. Se dice que son extras porque se generan en un sitio anormal y no en la batería natural del corazón, ocurriendo por ello a destiempo y alterando el patrón normal del ritmo cardiaco. Existe sitios en los ventrículos donde se producen más frecuentemente, especialmente en el tracto de salida del ventrículo derecho, pero pueden ocurrir en cualquier parte de los ventrículos. Usualmente no requieren tratamiento, pero si son muy frecuentes o producen síntomas puede intentarse su curación mediante mapeo y ablación por radiofrecuencia.

Taquicardia ventricular: Es un ritmo rápido que se produce en los ventrículos y que puede colapsar al paciente o incluso producir la muerte. Durante una taquicardia rápida el corazón no puede llenarse adecuadamente de sangre y por lo tanto no puede expulsar suficiente volumen para satisfacer las necesidades del cerebro y de otros órganos causando el colapso.

Las taquicardias ventriculares pueden ocurrir en el ventrículo derecho donde se denominan “taquicardias del tracto de salida del ventrículo derecho” cuando no existe daño estructural o estar relacionadas con anomalías estructurales como la displasia (reemplazo del musculo cardiaco por grasa). Estas arritmias pueden ser curadas mediante ablación por radiofrecuencia y frecuentemente requieren fármacos antiarritmicos para su control.

Existen otras taquicardias ventriculares denominadas “taquicardia por reentrada entre los ramos” que se originan por un impulso eléctrico que gira entre los cables naturales del corazón cuando esta dilatado o crecido de tamaño y que también pueden ser curadas mediante ablación por radiofrecuencia. La taquicardia ventricular fascicular es otro tipo de taquicardia que por el contrario ocurre en corazones estructuralmente sanos y que se producen por anormalidades en la conducción de los impulsos eléctricos por la rama izquierda en presencia de una estructura muscular anormal.

Otras taquicardias, las más fatales son aquellas asociadas a las cicatrices de un infarto porque pueden progresar a fibrilación ventricular en la que existen múltiples sitios de actividad eléctrica caótica llevando al paro cardíaco. Estas arritmias deben ser tratadas de manera rápida mediante un choque eléctrico denominado cardioversión o desfibrilación, la cual debe realizarse en los primeros minutos de la pérdida de conciencia para salvar la vida del paciente. Por lo anterior, los pacientes frecuentemente requieren de un desfibrilador que realice esta tarea de manera automática al detectar una arritmia fatal (ver muerte súbita y desfibriladores).

Existe un grupo de pacientes que sufre de una taquicardia especial denominada taquicardia ventricular polimórfica o de “puntas torcidas”. Esta arritmia se produce por alteraciones genéticas que producen anormalidades en los canales que manejas el intercambio iónico de las membranas del corazón. Son enfermedades hereditarias en las que la muerte puede ocurrir en sujetos aparentemente sanos. Estas taquicardias se agrupan bajo el nombre de canalopatias. A estas pertenecen el síndrome de Brugada, el síndrome de QT largo y la taquicardia ventricular polimórfica idiopática. El manejo es con desfibrilador.

Tratamiento de las arritmias cardiacas

Como se menciono antes las arritmias cardiacas requieren de un manejo integral que depende de la causa de la arritmia. La dieta, la reducción de los estimulantes cardiacos, cambios en el estilo de vida, reduciendo el consumo de alcohol, cigarrillo y café, evitar el sedentarismo, reducir la presión arterial, los niveles de lípidos, evitar ciertos fármacos, corregir alteraciones de los electrolitos o de las hormonas todas revisten importantes pasos precedentes al manejo o terapia.

Los fármacos son el manejo primario pero la única forma de curarlas es mediante ablación por radiofrecuencia. Se remite al lector al link dedicado al estudio electrofisiologico, mapeo y ablación. Algunos pacientes pueden controlarse fácilmente con fármacos, pero otros, quizá la mayoría deben continuar a un tratamiento más complejo o hibrido (fármacos y ablación) para poder controlarlas. Las drogas antiarritmicas deben vigilarse de cerca por los médicos que lo tratan porque pueden producir efectos colaterales incluyendo bradiarritmias, bloqueos cardiacos y taquicardias peligrosas. Los efectos colaterales pueden sentirse como fatiga, mareo, nauseas, desmayo o dolor de cabeza, entre otras.

Las arritmias ventriculares que ponen en riesgo la vida de los pacientes requieren de un desfibrilador. Las bradiarritmias de un marcapaso.

  

    

Facebook

Compartir:  

© 2004 - 2010 www.solaece.org | Todos los derechos reservados.